viernes, 22 de octubre de 2010

La Necesidad de Comprar y la Economía Doméstica

Muchas veces nos encontramos comprando un producto o adquiriendo un servicio que luego prácticamente utilizamos muy poco o nada. A veces nos ponemos a pensar ¿porqué lo compré? y es que por lo general es difícil darse cuenta cuándo un producto es necesario y cuándo no lo es.

En este post voy a darte algunos consejos prácticos de economía doméstica, para tener en cuenta en el momento antes de realizar una compra.

A grandes rasgos existen dos grupos de productos, por un lado los productos básicos y necesarios para poder vivir, y por otro lado los productos que son totalmente innecesarios pero que a veces terminamos comprándolos de todos modos.
En primer lugar debemos tener muy claro cuándo un producto pertenece a un grupo y cuándo pertenece al otro grupo, y la clave es tener plena consciencia antes de realizar cualquier compra.

Productos Necesarios

Entendemos por productos básicos y necesarios, aquellos que se utilizan todos los días y en todos los hogares, como son los alimentos que consumimos en casa, también podríamos agregar en este grupo a los servicios tales como la energía eléctrica, el agua corriente, el gas, alquiler o hipoteca de nuestra vivienda.

Cada vez que se nos cruce por la mente comprar algo, debemos pensar si realmente necesitamos ese producto; quizá al principio sea un poco difícil aprender a clasificar los productos pero con la práctica podemos lograrlo perfectamente.

Dentro de los productos necesarios tenemos una amplia gama de categorías, por ejemplo si necesitamos un producto para la limpieza de la cocina encontraremos una oferta muy variada. Así que dentro de los productos necesarios debemos elegir los más convenientes tanto por precio como por calidad, lo mejor es buscar un equilibrio entre precio y calidad. Tener en cuenta que muchas veces "calidad" y "buena marca" no van de la mano.

Productos Innecesarios

Éstos son los más difíciles de detectar. Los comerciantes se encargan de confundir tus sentidos y hacerte creer que sus productos son la cosa más necesaria del mundo, ellos intentan todo tipo de trucos sicológicos y toda especie de trampas para que los consumidores compren, trucos que a veces llegan al límite de la ética. Atacan a tus emociones sin que te des cuenta, al punto de no dejarte otra opción mas que comprar.

Medidas a tomar

A partir de este momento, cada vez que se te cruce por la mente coprar un producto o adquirir un servicio, piénsalo más detenidamente, no actúes por instinto, no compres sin pensar ya que ésto es lo que nos hace comprar compulsivamente. Recuerda que los comerciantes se aprovechan de los instintos y las emociones de las personas, creando trucos sicológicos para hacerte creer que realmente necesitas su producto.

Adopta una actitud inteligente antes de comprar algo, piensa friamente si es realmente necesario. Ten en cuenta que te llevó a tomar la decisión de compra, ¿lo vas a comprar porque te hace falta, o porque alguien o una publicidad te dijo que te hace falta?... si piensas que es por los dos motivos, entonces muy probablemente sea sólo por el segundo motivo.
Pregúntante: ¿estoy comprando, o me están vendiendo?

Antes de salir de compras escribe una lista de lo que necesitas, y luego no compres absolutamente nada que no esté en la lista.

Practica estas medidas todos los días hasta que se conviertan en algo cotidiano, cada vez que vayas a realizar una compra automáticamente debes reflexionar acerca de la necesariedad del artículo o servicio, y recién después tomar la decisión de comprar o no comprar.

Realiza el siguiente ejercicio cuando salgas de compras. Cuando tengas un producto en tus manos, vuelve a dejarlo en su lugar y medita por unos segundos si es realmente necesario comprarlo.
No pienses con el producto en tus manos!, ese es uno de los trucos sicológicos. Igual a cuando dejan que los niños prueben los juguetes, mientras mas los tocan y prueban, más propietarios se sienten de ese producto y aumentan las probabilidades de que compre.

Algunas ayudas a tener en cuenta:
- Cuando piensas que necesitas comprar algo fuera de lo habitual, no lo compres el mismo día
- Antes de comprar algo fuera de lo habitual, consulta con tu pareja o familiares
- Nunca uses tarjeta de crédito, paga todo al contado siempre

Agradezco que dejes tu comentarios u opinión sobre este artículo, cuéntame tu principal frustración al tener que lidiar con la economía de tu hogar. Yo responderé personalmente a tus preguntas, comentarios e inquietudes sobre el tema.

Gracias...
Pablo Ramos

2 comentarios:

  1. ¡Excelente! Me ha ayudado mucho. Estoy por mudarme sola y me resultó útil para armar mi economía hogareña en esta nueva etapa.¡Gracias!

    ResponderEliminar
  2. Me alegra mucho que te sea de ayuda.
    Una mudanza es una excelente oportunidad de realizar cambios no solo de domicilio, aprovecha para mejorar también la administración de tu economía personal.
    Mucho éxito!

    ResponderEliminar

Envíanos tus comentarios y dificultades con la economía doméstica, te responderemos a la brevedad.